Después del mazazo de la cancelación del Salone del Mobile Milano 2020, debido a las medidas de prevención (primero), seguidas de la terrible situación que se vive en las regiones del norte de Italia debido a la propagación del coronavirus (o Covid-19), nadie sabe a ciencia cierta si, finalmente, la muestra más importante del mundo referente a mobiliario y diseño de interiores se celebrará este año 2020. La nueva fecha para el Salone, si todo va bien, está prevista para el 16 al 21 de junio.

 

En Anastilosis estamos siempre pendientes de las nuevas tendencias de diseño, materiales e innovación presentes en el mercado, no sólo porque nos dedicamos a ello, si no también, porque, ¡nos apasiona! Por eso, y para hacer más amena esta cuarentena que nos espera a todos y todas, en esta entrada en nuestro blog nos gustaría hablar de las posibles tendencias que, de nuevo, si todo va bien y la situación mejora, podremos ver en el Salone del Mobile de Milano en su edición de 2020. No son más que hipótesis, y nos basamos en algunos de los pabellones que pudimos ver en la edición pasada, pero, teniendo siempre en cuenta hacia dónde se dirigen actualmente las tendencias en diseño e interiorismo, tanto de una forma local como global.

El diseño que busca la sostenibilidad

El Salone no es sólo una feria de mobiliario e interiorismo. Es LA FERIA. Y como dice su presidente, Claudio Luti, “también un lugar para hacer negocios”. De esta afirmación, así como de varias charlas especializadas y otros tantos Instagram lives que hemos podido disfrutar gracias a algunos especialistas en el diseño de interiores estos días, extraemos nuestras propias conclusiones acerca de cuáles serán las tendencias para la temporada 2020-2021 en cuanto a diseño de interiores, arquitectura, espacios y retail, entre otros.

 

En primer lugar, el denominador común va a ser la búsqueda de la sostenibilidad en todas sus facetas: desde las materias primas, hasta la huella de carbono de éstas, la búsqueda de materiales de proximidad y productos reciclados, reciclables y no dañinos para el medio ambiente. Materiales como el plástico reciclado, o el retorno a la madera como materia prima mucho más amigable con el medio ambiente, son algunas de las tendencias que podríamos esperar del Salone del Mobile, si finalmente llega a realizarse su edición 2020.

Tendencias “glocal”

El término “glocal” hace referencia a aquello que busca  potenciar tanto los valores locales como globales, o propios de la globalización y que reúne características de ambos. Con esto, nos referimos a que no existen tendencias ni “modas” exclusivas para todo el mundo, ni lo que necesita en un momento dado una parte del planeta es aplicable al hemisferio contrario. Sin embargo, y como ya comentábamos anteriormente, tendencias como la búsqueda de materiales menos contaminantes, potenciar la producción local y de proximidad, así como la búsqueda cada vez más de productos exclusivos o con una alta potencialidad de personalización son tendencias que ya empiezan a estar presentes en el diseño de espacios e interiores en todo el mundo, con independencia de textiles, colores, formas o acabados.

A LA CAZA DEL COLOR

En Anastilosis tenemos una teoría: en los últimos años, y especialmente después de la  última crisis económica, no ha sido posible cambiar de vivienda o embarcarse en una reforma integral, por lo que, la posibilidad de “cambiar de aires” en nuestros hogares se ha visto restringida, en cierto modo. Lo que no quita, que muchas y muchos, hayamos aguzado el ingenio y hayamos recurrido al interiorismo creativo para darle un toque diferente a nuestro hogar. Ya sea mediante el uso de textiles con estampados y colores brillantes, o el uso de “chalk-paint” para obtener un acabado pastel y suave en algunos de nuestros muebles mediante el “Do-it-yourself”, lo cierto es que la utilización del color es una tendencia que ha venido para quedarse y que esperamos ver mucho en esta próxima edición del Salone del Mobile.

 

Personalmente, hay formas y formas de añadir color a nuestras vidas y nuestras casas. Probablemente, si no somos demasiado “fans” de esta tendencia, lo mejor sería limitarnos a utilizar color en elementos con mucho uso cotidiano, y que es relativamente sencillo y barato cambiar de vez en cuando: sillas, una mesa de centro, alguna alfombra y accesorios de todo tipo. En cambio, si somos más atrevidos, podemos jugar con el color en elementos mucho más grandes como una cocina entera, o incluyendo alguna pared de color o con papel pintado en un lugar especial de nuestra casa.

¿Y tú? ¿Qué esperas ver en el Salone del Mobile de 2020, si, finalmente se realiza? ¿Nos dejará el Covid-19 disfrutar de este evento?

 

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

No Comments
Leave a Reply

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Amanda Ramón Constantí.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Hostinet.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.